Saltear al contenido principal
El Dormitorio Principal

El dormitorio principal

Intentaremos situar el dormitorio principal en una zona desde donde percibamos la tranquilidad del resto de la casa, que nos pueda llegar la sensación de que todo está en orden y tengamos acceso a los sonidos naturales de la casa.

Es muy agradable ver nada más entrar la cama, que te invita al descanso o una ventana, que te transmite una sensación más neutra. Buscamos sensaciones de calma pero con elementos de diseño y excelente calidad elegidos con mucho acierto.

 

Nos ayudará mucho el empleo de excelente materia prima como fibras naturales, piqué blanco para la colcha, linos o algodón blanco que serán perfectos como base, pero siempre combinados con algún elemento personal que le de clase, como una manta especial que hemos traído de un viaje, un grabado con una historia detrás o unas joyas étnicas.

Todas las intervenciones deben estar pensadas para lograr el descanso. Por ejemplo, los colores que mejor funcionan son el verde claro, el lila, azul verdoso y los verdes azulados ya que son alegres y cálidos pero siempre aguados, poco saturados. La iluminación mejor en el entorno de la cama, no en el techo y en las paredes, papeles repetitivos, monocromáticos en colores tenues, neutros.

Evitaremos cualquier elemento contaminante o que represente un tema pendiente no resuelto como estanterías, televisión, libros, papeles, escritorio, ropa e incluso cuadros o paredes recargadas ya que no aportan nada, son innecesarios y te complican el descanso.

 

El dormitorio principal puede reflejar tu personalidad pero su finalidad es el descanso por lo tanto, cuanto más vacío, ordenado y despejado, mejor.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba